“HOY NO PUEDO IR A ENTRENAR”

 

Hoy no puedo ir a entrenar porque me acabo de acordar que tengo un trabajo pendiente de la semana pasada no me da tiempo. O sí, pero seguramente llegaría tarde y el entrenador me manda hacer fondos, o incluso líneas.

Hoy no puedo ir a entrenar. Después de todo el día en el instituto y la tarde estudiando, estoy demasiado cansada. Encima seguro que toca preparación física, acabo muerto y esta noche no puedo seguir estudiando.

Hoy no puedo ir a entrenar. Mi madre no puede llevarme al pabellón y como para perder otra media hora caminando, nada, nada.

Y así pasa todas las semanas durante más de una década que llevo en este deporte. Los pequeños, son los más consentidos. Hoy no vas a entrenar porque no has hecho los deberes. Así que mejor te quedas en casa viendo un rato la tele, y ya si eso los haces después.

Sin embargo, es que a los adolescentes ya se lo prohiben. Has suspendido, pues no vas a entrenar, que pierdes mucho tiempo. Así que vete avisando a tu entrenador que no vas a volver hasta las recuperes. Mientras tanto no me importa que te encierres en tu habitación a usar todo tipo de redes sociales, a una mala de las cuatro horas que te pasas encerrado seguro que aprovechas una para estudiar.

Y luego están los más mayores, que se creen por encima del entrenador, con la potestad suficiente para criticar sus decisiones. No vamos a entrenar pero queremos los cuarenta minutos y veinte de valoración. Que se note el compromiso que nos han inculcado desde la cantera, el compromiso, y la capacidad de organización y de sacrificio.

Y es que a veces se nos olvidan los valores, confundimos invertir el tiempo con perderlo. Predominan las individualidades sobre el equipo.

En fin, que hoy no podrá ir a entrenar. Ni mañana. Ni hasta que acabe la semana de exámenes. Pero el día que realmente no pueda por lesión o causas de fuerza mayor, se arrepentirá.

La verdadera libertad nos da la autodisciplina. Todos pensamos que la libertad es hacer lo que nos venga en gana, pero las personas que parecen más libres son las más disciplinadas, enfocadas y autoirigidas. Para muchos chavales la libertad es acostarse a la hora que les de la gana, dormir toda la mañana, hacer lo que se les ocurra en el momento. Y gracias al deporte adquirimos unos valores que nos ayudan a ser organizados, responsables, comprometidos.

Pero para saber gestionar nuestro tiempo, primero hay que querer hacerlo, si no siempre tendremos una excusa mejor que cualquier entrenamiento; segundo hay que saber los beneficios que te aporta el cambio para tener una fuerte motivación, y por último hay que planificar y pasar a la acción, hacerte un planning para repartir tus tareas y horas disponibles, sabiendo lo que quieres y lo que necesitas para para conseguirlo, priorizando de esta forma las tareas que te enfoquen a tus objetivos.

Y es que el deporte, sobretodo el deporte de equipo, nos aporta mucho más que estar en forma. Nos aporta unos valores, nos enseña lo que es el compromiso, el no falto a entrenar porque perjudico al resto, el saber que si faltas no vas a saber cuál es la estrategia contra el equipo de este finde. Nos ayuda a desconectar, a olvidarnos un rato de todas nuestras obligaciones y a intentar dar siempre le máximo de nosotros. Así que no, hoy no falto a entrenar, y mañana tampoco.bfjt9ygcaaacudshard-work-beats-talent-when-talent-doesnt-work-hard-quote-1.jpg

FUENTES: 

¡NO PUEDO VENIR A ENTRENAR, TENGO QUE ESTUDIAR!

https://walkoflifeweb.wordpress.com/2017/02/14/hoy-no-puedo-ir-a-entrenar/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s